El ejemplo del arquero

El ejemplo del arquero

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tips
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Los Vedas presentan la siguiente analogía: Un arquero acaba de lanzar una flecha, la cual, por lo tanto, ya no puede recobrar.  Él está por lanzar la siguiente y tiene unas cuantas más en la aljaba que lleva en su espalda.

La flecha que lanzó representa el prarabdha karma, la flecha que dispone a lanzar representa el kriyamana karma, el resultado de la flecha que se dispone a lanzar es el agami karma, y las flechas que tiene en la aljaba son el sanchita karma.

Esto muestra que uno tiene control sobre el kriya, el agami y el sanchita karma, más no sobre el prarabdha karma: aquellos resultados de las acciones pasadas que ya han fructificado y se están experimentando.

El sanchita karma puede ser eliminado parcial o totalmente alcanzando conocimiento y comprensión trascendentales y practicando karma o bhakti yoga. El agami karma puede ser disminuido o contrarrestado a través de austeridades, ceremonias y rituales expiatorios, actuando sin egoísmo como un instrumento de Dios. El prarabdha karma solo puede ser cambiado o atenuado con la intervención de la misericordia divina.

El sanchita karma es entonces la suma total de nuestro karma, el resultado acumulado de todas las acciones de nacimientos anteriores; constituye nuestra deuda con la justicia cósmica, y se encuentra representado por las flechas que se encuentran en la aljaba. Hasta que las flechas no se terminan el arquero continúa lanzándolas.

Igualmente, hasta que el sanchita karma no se agota, el ser sigue tomando nacimientos en nuevos cuerpos físicos dentro del ciclo de samsara.

El prarabdha karma es esa parte del sanchita karma que ha fructificado y que se manifiesta en la vida actual, y está representado por las flechas que ya fueron lanzadas. Este tipo de karma es el que se puede ver en la carta astrológica.

El libre albedrío lo podemos utilizar muy bien en el kriyamana karma, pero se vuelve muy limitado en el prarabdha karma, debido a que la reacción ya comenzó y se desarrollará por sí misma. Con nuestras decisiones y acciones presentes podemos elegir lo que recibiremos en el futuro, pero aquello que ya está determinado por nuestro karma pasado o prarabdha karma es muy difícil de cambiar.

 

Deja una respuesta